Dame un tiempo… ¿Hasta cuándo?


Ayer mi enamorado me pidió un tiempo para ordenar su mente. ¿Te amo? ¿Estoy enamorado de ti? ¿Qué siento realmente por ti? Son algunas preguntas que él quiere responderse.

De pronto me encontré en la situación de mis demás amigas…Y yo la que siempre daba consejos y decía: “Te llamará. No lo llames. No seas tonta”. Claro es fácil decirlo ¿no? Pero sí que resulta difícil tener la voluntad de no llamarlo, buscarlo, mensajearlo o  revisar su Hi5 o  Facebook.  

Ese famoso tiempo siempre es bueno, es lo que escucho decir a todos que han pasado por lo mismo, pero no sabes qué difícil puede resultarle a uno esperar por esa llamada reconfortante, en el que dice: “¿Cómo has estado? Te extrañé. ¿Podemos conversar?” Y luego en esa anciosa cita él te mira fijamente a los ojos como nunca, respira profundo y finalmente te dice: “Lo siento mucho, fui un cobarde, pero estoy aquí porque te amo”.

Me imagino que a todos quienes hemos sido víctimas de esa famosa frase: “Hay que darnos un tiempo”, estas escenas ilusas nos rodea en la mente una y mil veces, deseando con premura que no pase un segundo más con esta angustia de no saber hasta cuándo esperar.   

Sólo deseo que ese tiempo pase rápido, y que tenga la fortaleza para recibir lo que el destino me depare, sea lo que sea. Claro, después de tantas lágrimas, de tantos recuerdos que se vienen sin querer a la mente, de dar más de mil vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño, y después de 21 horas desde ese momento en que una vez más me lastimaron el corazón, puedo aceptar la idea de que mi pareja duda de lo que siente por mí, de todo el maravilloso amor que me dio en estos 2 años juntos, y que estoy aterrada por lo que vendrá. Pero acepto también que es lo mejor para ambos. Para que él pueda valorarme más y yo pueda… francamente aún no sé para qué me servirá a mí.

Y como esta historia tiene para rato. Ya les contaré lo que irá viniendo, recién empiezo este descanso de tanto amor y felicidad (cosas maravillosas que es lo que verdaderamente importa) y no sé hasta cuándo…

Un pensamiento en “Dame un tiempo… ¿Hasta cuándo?

  1. Dicen que la vida es un largo camino de continuo aprendizajes. Aprendemos de cada viviencia y experiencia… mmm los sentimientos encotrados en cada momento de nuestra vida son ufff, a miles, es verdad… Pero son esos “DARSE UN TIEMPO” los mejores para reflexionar, valorar y revalorarse uno misma, Y LO MÁS IMPORTANTE “DARNOS UN TIEMPO PARA NOSOTRAS MISMAS”… debe ser lo más importante y lo más rico de la vida en realidad… No pensar en el otro sino en nosotras… creemelos.. cada experiencia pasada, sean buenas o malas, nos permiten vivir increiblemente las nuevas… Aprender cuesta demasiado, tal vez años de vida, lagrimas, dolores, etc. etc., pero al final todo, mi querida amiga, tiene su recompenza y cuando somos buenas personas y actuamos de corazón obtendremos los frutos que tanto soñamos … EL SER Y SENTIRSE AMADA DE VERDAD NO ES UN SUEÑO, ES UNA REALIDAD QUE LLEGA DE LA MANERA MÁS NATURAL… ES LA FELICIDAD MAXIMA Y MUTUA… Pero nunca hay que olvidar que son esos tiempos duros intensos, buenos, malos, ,locos, desenfrenados, incomprendidos a veces, los que nos lleva a nuestro destino final… que el nuevo año que viene sea el mejor para tí…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s